¿Cómo usar tu tarjeta de crédito?

Consejos para optimizar el uso de tu tarjeta de crédito

Hoy en día las tarjetas de crédito representan uno de los negocios más importantes para las entidades financieras y a su vez son una de las herramientas preferidas por los usuarios. Contar con este instrumento significa disponer de un dinero en forma de préstamo para realizar comprar o solventar situaciones inesperadas.

Si tienes una cuenta bancaria probablemente en algunas ocasiones hayas sido contactado por tu banco correspondiente para brindarte la oportunidad de hacerte con una. ¿Te preguntaste si realmente era necesario? Indudablemente tener una tarjeta de crédito es una opción factible siempre y cuando la uses de forma eficiente. En otro artículo te contábamos sobre un ejemplo para usar tu tarjeta de crédito correctamente.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Como su nombre lo indica este instrumento de pago te permite realizar compras y diversos tipos de transacciones financieras en forma de crédito, con la oportunidad de pagarla en diferentes plazos.

Usar tu tarjeta de crédito implica comprometer tu ingreso futuro, por lo cual, debes tener cautela al momento realizar la adquisición de un producto y decidir si realmente vale la pena asumir una deuda para ello. Utilizar esta tarjeta para gastos corrientes como el mercado,  los servicios, entre otros, no es una buena decisión.

Son muchas las interrogantes entorno a este tema ya que representa un elemento con dos caras que puede ayudarte en un momento determinado pero también incurrir en inconvenientes económicos si no las utilizas de la manera correcta.

¿Existe un método para aprender a gastar lo necesario? ¿Es factible tener una deuda durante varios meses? Sin duda aprender a utilizar tu tarjeta de crédito es fundamental. A continuación te brindaremos una guía precisa sobre las herramientas a tu disposición para no gastar demás y algunas recomendaciones para que tu experiencia crediticia sea totalmente satisfactoria.

¿Cómo controlarte y gastar solo en lo necesario?

Las tarjetas de crédito pueden ser utilizadas en diferentes establecimientos mediante puntos de ventas. Esta facilidad aumenta el impulso de realizar compras cuando por primera vez somos dueños de una o al haber realizado el pago de la deuda pendiente.

Es fundamental que te centres y evites por completo las compras innecesarias. Contar con una tarjeta de crédito no significa que tengas más dinero hoy, simplemente estas ante un compromiso financiero que pone en juego tu ingreso futuro.

Una de los consejos más acertados por expertos es no endeudarse sobre los presupuestos. Al momento de gastar solo ten en cuenta tus ingresos reales y nunca confíes en algún dinero extra que probablemente pueda llegar a ti.

¿Es negativo puede mantener una deuda por mucho tiempo?

Existe una falsa creencia que, con la tarjeta de crédito podemos pagar alguna compra en muchos meses lo que a priori es una ventaja. Esto se encuentra alejado absolutamente de la realidad. Si  bien gracias a ella podrás solventar un problema en un corto plazo, recuerda que los intereses que se derivan de su uso pueden llegar a duplicar el monto real de tu adquisición.

Cuando empleas la tarjeta de crédito tienes una fecha de corte, la cual te indica un “periodo de gracia” en donde podrás pagar sin generar intereses; por lo general suelen ser pocos días. Una vez pasada esa fecha, empezarás a generarlos en base a la deuda asumida.

Mientras más atrases el pago de la deuda, mayores serán los intereses a pagar. Cubrir solo el mínimo mensual la extenderá al punto de asumir un monto mucho mayor al que usaste al momento de la compra. Por lo tanto, la mejor opción es cumplir lo antes posible con el pago.

Ventajas de tener una tarjeta de crédito

cómo usar la tarjeta de crédito

Si manejas adecuadamente este instrumento financiero tendrás a tu disposición diferentes herramientas para solucionar un determinado problema. Por lo tanto algunos de sus beneficios o ventajas son:

Puedes usarla en distintos lugares

Las tarjetas de crédito son aceptadas por la gran mayoría de los comercios además de hacer uno de ellas para realizar compras por internet, dándote mayor versatilidad y posibilidad de adquirir cualquier tipo de producto.

Puedes tener una referencia de tus gatos

Los bancos ponen a tu disposición un balance mensual de tu cuenta en donde se detallan todos los gastos incurridos. Muchas veces no tenemos un control estricto de lo que gastamos, lo cual ocasiona un desorden en nuestras finanzas. La gran ventaja de poder disponer de un balance es tener la posibilidad de controlar y llevar un registro de todos nuestros gastos para tomar decisiones.

Son seguras

Te brindan mayor tranquilidad al poder llevar solo una tarjeta y no dinero en efectivo. La mayor ventaja en términos de seguridad de una tarjeta de crédito es que no se te cargara nada a tu cuenta si la misma es robada o clonada siempre y cuando la reportes inmediatamente.

Es un buen inicio para construir un historial crediticio

Tener acceso este instrumento desde temprana edad en conjunto con una buena educación financiera te permitirá iniciar la construcción de tu historial crediticio.

Gracias a este las instituciones financieras deciden si cumples o no con todos los requisitos para la aprobación de un crédito lo cual resulta un aspecto positivo siempre y cuando estés al día con los pagos y obligaciones.

Desventajas de tener una tarjeta de crédito

Si bien las tarjetas de crédito te brindan algunas oportunidades financieras, cuando realizas un mal uso de ella las consecuencias pueden ser graves. En resumen, algunas de sus desventajas son:

Los cargos adicionales

Si te atrasas en un pago o excedes el límite, serás castigado. Se te cargara un monto por el incumplimiento y además podrán subir la tasa de interés que te cobran por el uso de la tarjeta de crédito, lo cual, aumentara los montos a pagar.

Daños a tu historial crediticio

Si tu educación financiera no es la correcta, es posible que manejes de manera errónea tu tarjeta de crédito y termines ocasionando un evento financiero negativo en tu historial, como un pago realizado fuera del tiempo límite por ejemplo. Esto además de perjudicarte con cargos adicionales, te hará más difícil acceder a un crédito en un futuro.

Si las instituciones financieras te evalúan y encuentran que has dejado de pagar con anterioridad, pueden negarte el acceso a cualquier préstamo o cobrarte una mayor tasa de interés.

¿Por qué es importante tener siempre crédito disponible?

Imagina que decides salir de vacaciones y haces una reservación en un hotel; luego de un largo vuelo tomas un taxi y al llegar procedes a hacer el check-in  pero te indican que hubo un error en tu reservación y fue cancelada.

No tienes más alternativa que pagar la habitación y esperar el reembolso. Si no tienes dinero suficiente en tu cuenta como para pagar toda la estadía, tu única opción es usar una tarjeta de crédito y así disfrutar tranquilamente de tu periodo vacacional.

Lo mismo puede aplicar para un accidente personal en el que tú o un familiar deba acudir al médico con urgencia y el seguro no responda por ello. La mejor alternativa es tener una tarjeta de crédito disponible para cubrir los pagos que sean necesarios mientras el seguro médico responde y reembolsa los gastos.

Si tienes una tarjeta cuyo límite crediticio está agotado no podrás solventar ninguna de estas situaciones y verte en un grave problema.

Tips para el uso de tu tarjeta de crédito

Al momento de utilizar tu tarjeta ten siempre en mente no solo el monto total a pagar sino los intereses derivados durante el tiempo que tardaras en asumir toda la deuda. Es recomendable que mantengas un registro de tus transacciones y si es posible tengas un recordatorio con el que puedas estar pendiente de la fecha límite de todos los pagos.

Usa la tarjeta solo cuando sea necesario y compra artículos por los que realmente debas endeudarte. Debes dejar por fuera al menos en cuanto a su uso se refiere algunas actividades como salir a un restaurante o comprar ropa de forma excesiva. Tu propósito siempre ha de estar enfocado en mantener una correcta salud financiera y para esto es necesario que no poseas deudas elevadas y tratar de asumir solo las que sean obligatorias.

Resguarda tu tarjeta en un lugar seguro. Si bien es cierto que la mayoría de los establecimientos no permiten hacer uso de ella por parte de personas que no sean titulares, nunca esta demás ser precavidos.

Cuando de alguna manera se realiza un cargo a tu tarjeta de crédito independientemente de si fue bajo tu responsabilidad o no, probablemente tengas que asumirlo.

Finalmente es importante que utilices una sola tarjeta de crédito. Uno de los errores más habituales es distribuir los gastos con la idea equivocada de tener más dinero disponible. Si bien en parte es cierto, tus obligaciones también se multiplicarán.

La educación financiera es un tema de gran relevancia en la vida de los seres humanos debido a que por naturaleza solemos gastar en ocasiones más de lo necesario. Si tomas las decisiones correctas y te mantienes alejado de situaciones incomodas relacionadas con deudas, el uso de tu tarjeta de crédito no será un problema.

Si tienes alguna duda o pregunta realízala en los comentarios y aprende cono nosotros a equilibrar tus finanzas.

Un comentario sobre “¿Cómo usar tu tarjeta de crédito?

  1. He estado escuchando de algunas personas que al hacer uso de las tarjetas de crédito, el monto usado se computa en el SAT como si fuera captación de dinero por el usuario, como si fuera una venta o ganancia, con el respectivo cobro de IVA.
    me gustaría saber si es verdad o no.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *