¿Cómo llevar un control de mis finanzas personales?

Tener un buen manejo de nuestras finanzas personales es de vital importancia para llevar una vida tranquila y sin preocupaciones. Existen múltiples herramientas que nos sirven para ello, una de ellas es el Estado de Flujos de Efectivo, aunque es más utilizado en las empresas, resulta también muy valioso para controlar nuestras finanzas en la vida diaria.

¿Cómo hacer un estado de flujos de efectivo personal?

El flujo de efectivo o de caja, es el movimiento de efectivo actual, las entradas y salidas en un periodo de tiempo determinado. Es decir, son todos los ingresos en efectivo que tenemos en un periodo determinado, menos los gastos en efectivo realizados en el mismo periodo. El resultado es el superávit (excedente) o déficit (faltante) de efectivo en dicho marco de tiempo.

El estado de flujos de efectivo, también llamado, declaración de ingresos y gastos personales, es muy útil para llevar un registro y control de nuestros movimientos de efectivo personales y tomar mejores decisiones financieras.

¿Cómo llevar un control de mis ingresos y gastos personales?

Aunque hacer un estado de flujos de efectivo personal pudiera sonar muy complicado, la realidad es todo lo contrario. Simplemente deberás seguir los siguientes pasos:

1. Registra todos tus ingresos

Incluye todo tipo de ingresos en efectivo o equivalentes (todo aquellos que puedas convertir en efectivo para gastar fácil y rápidamente). Por ejemplo:

  • Sueldos, salarios y comisiones
  • Ingresos por negocios, autoempleo y/o freelancer
  • Intereses o rendimientos de cuentas de ahorro o inversiones
  • Regalos, subsidios o becas
  • Apoyos por parte del gobierno, asistencia pública o seguridad social
  • Pensiones
  • Pagos de manutención para los hijos

2. Registra todos tus gastos en efectivo

Designed by Photoroyalty / Freepik

Incluye todos los gastos fijos que tengas:

  • Renta o pago a hipoteca
  • Mensualidades del créditos como el del automóvil
  • Seguros
  • Cuota de mantenimiento
  • Membresías y suscripciones

No olvides añadir tus gastos variables:

  • Comidas
  • Gasolina
  • Servicios como la luz, el agua, el gas, etc.
  • Ropa y calzado
  • Regalos
  • Medicamentos y tratamientos médicos o dentales
  • Alimentos, accesorios y servicios para mascotas
  • Artículos de uso personal
  • Entretenimiento
  • Revistas, libros, etc.
  • Educación

3. Determina el flujo del efectivo neto

más y menos

Para hacerlo, simplemente, suma todos los conceptos de ingresos del punto 1 y resta la suma de todos los gastos del punto 2. Es recomendable que hagas este ejercicio en una base de tiempo constante, por ejemplo, cada mes o trimestre.

Una forma sencilla de llevar un registro de todos los ingresos y gastos que vayas teniendo durante la semana, es utilizar una App de finanzas personales.

Llevar y monitorear este registro de ingresos y gastos personales te servirá para preparar e implementar un presupuesto de gasto y un plan de ahorro e inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *