¿Qué es una startup? Significado y características

Hoy en día, parece que todo el mundo a pasado de emprender «PYMES» para crear «startups». Sin embargo, la realidad es que todavía son pocos los emprendimientos que realmente podrían ser catalogados como una verdadera startup o start-up.

¿Qué significa startup?

A grandes rasgos, una startups es una empresa que recién comienza a funcionar. El término proviene del inglés «start», que significa comenzar y «up», que quiere decir arriba. Entonces, textualmente, startup significa una nueva empresa que va creciendo.

Por ello, últimamente el término se ha vuelto muy de moda entre los emprendedores, ya que suena más cool decir que eres el fundador de una start-up, que decir que eres el dueño de una PYME o que tienes tu propio negocio.

Si bien, el término startup no estaría del todo mal empleado en el sentido literal de la palabra, en la práctica se trata de un concepto que fue creado para designar a cierto de empresas de nueva creación con algunas características particulares.

Características de las startups

1. Empresa nueva

Antes que nada, una startup debe ser una compañía de reciente creación. Aunque, no existe un plazo determinado para que una empresa deje de ser considerada como una start-up. Dependiendo del autor, algunos establecen que deben tener menos de 3 o 5 años de haberse fundado. Por otro lado, otros autores consideran que no importa la edad de la empresa, lo importante es su tamaño, ya sea en número de trabajadores o ventas.

2. Uso de tecnología e innovación

Esta es posiblemente una de las características más importantes de las startups. Porque el uso de la tecnología es lo que las hace diferentes del resto de PYMES. Las startups tienen que ser innovadoras y deben utilizar la tecnología dentro de su modelo de negocios.

Por supuesto que las PYMES también utilizan la tecnología. De igual forma, deben estar en constante innovación si quieren permanecer en el mercado por mucho tiempo. Sin embargo, el uso de la innovación y la tecnología en las PYMES es con el fin de mejorar su posición competitiva.

Por su parte, una start-up usa la tecnología como pieza fundamental para operar, es su razón de ser. Sin ella, simplemente no podría satisfacer una necesidad en el mercado.

Entonces, si tienes una empresa y no sabes si es una startup o una PYME, hazte la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si dejó de utilizar la tecnología? y ¿si dejo de innovar? O incluso, ¿realmente estoy ofreciendo un producto o servicio novedoso?

3. Realizan múltiples iteraciones

Macro of various tape measures and rulers, created for a weekly challenge on the Flickr Macro Mondays group

Todas las startups que he conocido han hecho cambios importantes en sus modelos de negocio dentro de sus primeros años. En la industria del emprendimiento se les conoce como «pivotes», un término que se le atribuye a Eric Ries por su metodología de Lean Start-Up.

Un pivote no es realizar cualquier cambio que se le ocurra al emprender. Idealmente debería seguir la metodología que propone Eric Ries, la cual se asemeja al método científico. Básicamente, el objetivo es realizar un experimento para validar o descartar una hipótesis con el fin de aprender y mejorar la estrategia de la start-up.

Eric Ries identifica 10 tipos de pivotes que pueden utilizar las startups para seguir aprendiendo y mejorando sus empresas. Aunque podrían existir otros más, pero la mayoría cabrían de alguna forma en los 10 pivotes del autor del libro Lean Start-Up.

Al final del día, las startups realizan cuantos pivotes sean necesarios para alcanzar el famoso Product-Market Fit. Este es el primer hito importante en el ciclo del emprendimiento, es el momento en el que te das cuenta que estás creando un producto o servicio que está satisfaciendo una necesidad real en el mercado.

4. Alto riesgo de fracaso

Okay. Cualquier emprendimiento nuevo tiene una gran probabilidad de fracasar. En México se habla que el 75% de las startups fracasan antes de los dos años de vida. Por su parte, el 80% de las PYMES cierran sus puertas, aunque hasta después de cinco años.

Por lo tanto, podríamos decir que ambos tipos de empresas tienen una muy alta probabilidad de no funcionar. Sin embargo, en promedio, las startups fallan más rápidamente.

Las razones pueden ser muchas, pero la principal razón es que están creando un producto o servicio cuya demanda todavía no está validada en el mercado. Por lo tanto, no hay seguridad de que exista un mercado lo suficientemente grande como para justificar su existencia.

En cambio, las PYMES pueden sobrevivir más años porque buscan obtener una participación de un mercado ya existente. Por ejemplo, vendiendo tacos, ropa, servicios contables, etc. Para posteriormente morir por problemas entre socios, falta de financiamiento, deficiencias operativas, administrativas o financieras, etc.

5. Las startups son muy escalables

Facebook Homepage - Social Media

Una startup nace con la idea de convertirse en una compañía enorme que resuelva una necesidad en todo el mundo. Por lo tanto, su modelo de negocio le debe permitir crecer de forma exponencial sin necesidad de realizar inversiones sustanciales, ni de tener limitantes en cuanto a potencial de crecimiento.

Aunque, tratar de crecer aceleradamente es una de las prioridades de varios emprendedores, no todos los modelos de negocio permiten hacerlo. De igual forma, el crecimiento exponencial no es para todo tipo de personas.

Antes de buscar crecer tus ventas, el equipo, abrir nuevas ciudades, lanzar nuevos productos, etc. Se deben tomar en cuanta los objetivos estratégicos de la compañía, la visión de la empresa y sobre todo, el interés de los accionistas. El crecimiento no siempre es bueno. Por el otro lado, una empresa que no crece, está muriendo lentamente.

Las startups necesitan levantar capital

Para construir una startup escalable es muy probable que necesites recurrir a financiamiento externo o levantar capital. Este es un proceso muy complicado y agotador para cualquier emprendedor, sobre todo si no tiene experiencia haciéndolo. Por ello, estamos creado un curso en línea para levantar capital.

Si quieres crear una startup o ya tienes una, pero necesitas ayuda. Puedes ponerte en contacto con nosotros para ver cómo te podemos ayudar. Envíame un correo y no olvides suscribirte a nuestro newsletter, donde damos muchos consejos para impulsar tu empresa.

Suscríbete al Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *