¿Quién debe ser tu primer inversionista?

La primera fuente de financiamiento de cualquier negocio deben ser los fundadores. Al final del día, si los fundadores no confían lo suficiente en el potencial de su empresa para arriesgar su propio dinero, entonces nadie más lo hará. A esto se le conoce como “skin in the game”, que quiere decir que el equipo fundador está comprometido con el proyecto y poniendo su propio dinero en riesgo.

La cantidad de financiamiento que puede obtener una empresa por esta vía va a depender de quiénes son los fundadores. No es lo mismo tener a Elon Musk como cofundador que al vecino, a menos que tu vecino sea Elon Musk.

Ahora bien, aunque la cantidad monetaria que los fundadores pondrán en la empresa depende de su patrimonio y las necesidades de la empresa, también es cierto, que, por lo general, entre más recursos estén poniendo los emprendedores, mejor será la imagen que darán a otros inversionistas.

Es común, escuchar historias de emprendedores exitosos que tuvieron que poner todo en riesgo para sacar su proyecto adelante, desde vender su carro, posponer su boda hasta hipotecar su casa. Sin embargo, también toma en cuenta que sí apuestas todo y tu proyecto no tiene éxito, podrás perderlo todo.

Lo mismo aplica para el tiempo. Cuando estás buscando levantar capital, cualquier tipo de inversionista quiere estar seguro de que los fundadores estén dedicando el mayor tiempo posible a la empresa, esto quiere decir que deben estar a tiempo completo, no tener otras empresas de preferencia e incluso, trabajar doce horas al día de lunes a domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.