8 Consejos para Emprendedores y Startups

El 75% de las startups fracasan antes de llegar a los dos años de vida, de acuerdo a estudios de Failure Institute, Fuck Up Nights y Amexcap. Sin embargo, esta situación puede cambiar si los emprendedores siguen los siguientes consejos que ayudarán a incrementar la probabilidad de éxito de tu startup.

1. Rodéate de un gran equipo

Existen muchos fondos de Venture Capital y ángeles inversionistas que dicen que ellos no invierten en la empresa, sino, en el equipo. Incluso, existen fondos como Entrepreneur First, que invierten en personas, ¡sin tener todavía un equipo o idea!

En EF, entras como individuo muy talentoso dispuesto a dejarlo todo y echarle todas las ganas para crear una compañía. Esta fórmula disruptiva, enfocada en el equipo, ha sido sumamente exitosa, ya que han logrado construir más de 140 startups, valuadas en más de 1,000 millones de dólares.

Por ello, asegurarte de formar un equipo de individuos que complementen tus habilidades y estén altamente comprometidos con tu proyecto. Lo ideal es que los miembros clave tengan alguna participación accionaria en la empresa, de forma que sus intereses estén más aliados con los de la empresa, porque si a la empresa le va mal, a ellos también y viceversa.

Sin embargo, no necesariamente se trata que vayas con el notario y automáticamente los hagas socios de tu empresa, sólo por haber aceptado participar en tu proyecto. Ya que correrás el riesgo de que en unos meses abandonen tu empresa porque les ofrecieron un mejor trabajo, quieren emprender ellos por su cuenta o cualquier otro motivo.

Para evitar esta situación, existen mecanismos como el Vesting o Stock Options, que alinean los intereses de ambas partes, sin correr el riesgo de que tu equipo te dejé colgado con el proyecto. Porque, si llegarán a hacerlo o no cumplieran sus obligaciones o metas, podrías ofrecer sus acciones a un nuevo equipo como si nada hubiera pasado.

2. Enfócate primero en la eficacia y después en la eficiencia

La eficiencia es la capacidad de lograr el efecto deseado, es decir, de alcanzar los objetivos. Mientras, que la eficiencia es lograr ese efecto con el mínimo de recursos posible, es decir, la optimización.

Para una startup es más importante centrarse en alcanzar los objetivos antes que de hacerlo con menos recursos. Por ejemplo, es más importante lanzar un producto o servicio que solucione una necesidad real del mercado, antes que producirlo al menor costo posible. Porque podrías, terminar por crear un producto a un costo muy bajo con grandes economías de escala, pero que no sea el producto adecuado.

Eficacia

  • Énfasis en los resultados
  • Realizar las acciones correctas
  • Alcanzar los objetivos y metas
  • Añadir más valor
  • Proactividad

Eficacia

  • Énfasis en las formas
  • Realizar las acciones correctamente
  • Resolver los problemas
  • Optimización
  • Reactividad

Para ayudarte a concentrarte en eficacia, hazte la pregunta ¿qué es lo que debería estar haciendo?, en lo lugar de ¿cómo lo puedo hacer mejor?

Una vez que estén haciendo las cosas correctas, cambia tu enfoque hacia la eficiencia, para mejorarlas y realizar a un menor costo.

3. Realiza una planeación adecuada

La mala planeación es la cuarta razón más importante por la cual los negocios fracasan en México. Por lo tanto, es muy relevante que al momento de emprender una empresa tengas las siguientes cosas claras:

  • La misión, visión y valores de tu empresas
  • Las metas y objetivos de corto y mediano plazo
  • Análisis externo (Oportunidades y Amenazas)
  • Análisis interno (Fortalezas y Debilidades)
  • Establece las estrategias funcionales, del negocio, de escalabilidad y de los directivos.
  • Determina el Gobierno Corporativo
  • Realiza un código de ética y conducta
  • Diseña la estructura organizacional, la cultura y los controles

Sé que parecen muchas cosas que son necesarias planear, pero si esperas que tu empresa dure más de un año, es una pequeña inversión de tiempo que te dará frutos durante toda su vida, al ahorrarse muchos problemas y posiblemente la bancarrota de tu negocio.

Sin embargo, se puede ser un poco flexibles con las prioridades de planeación, así como con la extensión de cada una de las partes. Pero yo te aseguro que te ayudarán a entender mejor tu negocio, el entorno y el camino a seguir para ti y el resto de tu equipo.

4. Segmenta tu mercado meta

Por supuesto que tu mercado no puede ser todo el mundo. No importa si vendes comida, ¡no todos comen lo mismo! Debes aprender a distinguir cuáles son las necesidades que busca satisfacer tu producto o servicio.

La segmentación de mercados tradicionalmente se basa en identificar las siguientes características de tus consumidores:

Geográficos

  • ¿En qué país, Estado o país están físicamente?
  • ¿En zonas de la ciudad viven?
  • ¿Hacia dónde se trasladan?
  • ¿Qué idioma hablan?
  • ¿Cuál es el tamaño de la población?

Demográficos

  • ¿Cuál es el rango de edad?
  • ¿Cuál es su género?
  • ¿Cuánto dinero ganan al mes?
  • ¿Cuál es su máximo nivel de estudios?
  • ¿Cuál es el estatus social?
  • ¿Cómo está compuesta su familia?
  • ¿En qué etapa o fase de su vida se encuentran?
  • ¿Cuáles son sus puestos o sector de ocupación?

Psicográficos

  • ¿Cuál es el estilo de vida?
  • ¿Qué actividades realizan?
  • ¿Cuáles son los intereses?
  • ¿Qué les preocupa?
  • ¿Cuáles son sus miedos?
  • ¿Cuáles son sus opiniones?
  • ¿Qué necesidades tienen?
  • ¿Cuál es su personalidad?
  • ¿Qué valores tienen?
  • ¿Cuáles son sus actitudes?

Comportamiento

  • ¿Cuáles son los beneficios que buscan?
  • ¿Qué productos o servicios compran?
  • ¿Cuál es el uso que le dan a dichas compras?
  • ¿Cuál es la intención que tienen al usarlas?
  • ¿Cuándo realizan estas compras?
  • ¿En etapa de ciclo de compra se encuentran?
  • ¿Son usuarios, compradores o ambos?
  • ¿Cómo se involucran con las marcas?

Entre más preguntes sobre tus consumidores logres responder, mejor será tu segmentación de mercado y podrás llegar al nicho correcto, a un menor costo y con un producto o servicio que valoren mucho más.

5. Define tu estrategia

Algunos emprendedores creen que con satisfacer una necesidad en el mercado con algún producto o servicio es suficiente para tener éxito. Sin embargo, se olvidan de establecer muy claramente cuál será su ventaja competitiva.

Los emprendedores deben definir cuál será su estrategia y en base a ella, desarrolla su producto o servicio, no al revés. Para ello, pueden basarse en varios modelos, pero uno de los más sencillo es la construcción de la ventaja competitiva a través de los siguientes bloques:

  • Eficiencia

En el primer punto se habló de la eficiencia, que a grandes rasgos consiste en hacer más con menos. Por lo tanto, una startup puede basar su estrategia en transformar los recursos de una forma más eficiente.

Logrando así, una reducción en su costo, el cuál podría trasladar una parte a los clientes, obteniendo una ventaja competitiva en su precio. O bien, mantener el mismo precio, pero conseguir una mayor rentabilidad que sus competidores.

  • Calidad

La calidad de un producto o servicio va muy ligado a valor que tus consumidores perciben de este. Por lo tanto, debes asegurarte que los atributos que añadas sean de mayor utilidad que los de tus competidores.

Cabe señalar que la calidad tiene dos dimensiones principales: la calidad como excelencia; en donde los atributos importantes tiene que ver con las características y funciones, y la calidad como confiabilidad, cuando se cumple consistentemente con la función para la que fue diseñado.

Una estrategia basada en la calidad es muy efectiva en el largo plazo, porque tu producto o servicio va adquiriendo cierto prestigio. De esta manera, obtendrás reseñas, testimonios y recomendaciones por parte de tus clientes. Además, esta estrategia te permite cobrar un precio más elevado, porque los consumidores perciben que están comprando más valor.

  • Innovación

El concepto de innovación puede parecer algo abstracto para muchos, pero a grandes rasgos, podríamos decir que es la creación de algo nuevo. Para entenderlo mejor, existe un clasificación muy famosa que realiza Doblin, en el que describe los 10 tipos de innovación que existen.

En el largo plazo, tener una estrategia impulsada por la innovación es la mejor forma de construir una ventaja competitiva. Por ello, prácticamente cualquier inversionista exigirá que la startup en la que se involucre tenga uno o varios componentes innovadores.

Si revisas las top startups unicornios del mundo, notarás que todas tienen importantes mejoras en casi todos los tipos de innovación. Además, de que la gran mayoría se trata de empresas tecnológicas. Pero incluso, las que parecieran más tradicionales como WeWork, que simplemente son renta de oficinas, ha transformado la industria, al formar comunidades con sus miembros, darte acceso a cientos de locaciones a nivel mundial, café y cerveza ilimitados, etc.

  • Satisfacción al cliente

Por último, pero no menos importante, es una estrategia basada en entender de mejor forma las necesidades del cliente. Ciertamente, para que un producto o servicio tenga éxito debe satisfacer una necesidad existente en el mercado. Sin embargo, hay empresas que lo convierten como su principal enfoque para generar una ventaja competitiva.

Uno de los mejores ejemplos es American Express, quienes se destacan de sus competidores porque ofrecen una excelente atención a sus clientes, aunque sus tarjetas tengan anualidades altas, las tasas de interés también sean elevadas e incluso, sus clientes tengan que soportar el famoso “Se aceptan todas las tarjetas, menos AMEX”. Sin embargo, esto no detiene a los clientes de preferir las tarjetas de American Express, porque su estrategia enfocada en la atención al cliente es muy efectiva.

Conseguir una ventaja competitiva ofreciendo una satisfacción al cliente superior no es casualidad, incluso American Express ha llegado tan lejos como en establecer que su visión es “Brindar la mejor experiencia a nuestros clientes, todos los días, en todo el mundo”. Mientras que su misión es “Convertirnos en esenciales para nuestros clientes al proporcionarles productos y servicios diferenciados para ayudarlos a alcanzar sus metas”.

6. Considera el entorno externo

Cualquier empresa tiene un ecosistema a su alrededor que impactan en sus operaciones, en las decisiones y sobre todo, en sus estrategias. Por este motivo, cualquier emprendedor debería estar muy bien informado acerca de lo que sucede en su ambiente en todos los niveles.

Una de las herramientas más usadas para realizar un análisis externo es mediante un PESTLE, en el cual se investigan las tendencias y factores en los siguientes ámbitos:

  • Político
  • Económico
  • Social
  • Tecnológico
  • Legal
  • Ecológico

Lo más recomendable sería incluir factores locales, nacionales e internacionales. Así como elementos que impactan en todas las industrias, como algunos que son solamente del sector propia del emprendimiento.

Este análisis no es en vano, ya que ayudará a moldear la estrategia de la compañía, puesto que permitirá identificar los riesgos y las oportunidades que existen en el medio ambiente.

7. Cuida las finanzas de tu negocio

En muchas ocasiones, los emprendedores se enfocan mucho en la operación de su empresa, que se olvidan completamente de las finanzas. Sin embargo, la principal causa de fracaso de las startups es una mala planeación financiera, de hecho, el 65% de las empresas mueren por tener unas insuficiente administración financiera, de acuerdo a The Failure Institute.

Por ello, es de suma importancia que cualquier empresa cuente con alguien encargado de las finanzas. O por lo menos, un contador capaz no sólo de presentar tus declaraciones y calcular tus impuestos, si no, de analizar tu información financiera y realizar proyecciones acertadas de tus estados financieros, para ayudarte a tomar mejores decisiones.

8. Se paciente, pero no tanto

Recuerda que Roma no se construyó en un día. Por lo tanto, no esperes que tu startup se convierta en un éxito en una noche.

Tienes que estar preparado para sobrevivir al famoso “Valle de la Muerte”, el cual es un término muy usado en el mundo del emprendimiento, donde las startups deben lograr operar con flujos negativos inciertos, durante un periodo de tiempo indefinido.

Cualquier emprendedor que a atravesado esa etapa, sabe que no es nada sencillo, porque la cantidad de presión es inmensa, ya que pierdes dinero cada mes y no sabes si el siguiente mes irás cuesta arriba o seguirás bajando por el valle.

Algunas recomendaciones para pasar esta etapa con mayor tranquilidad es ahorrar recursos, conseguir capital de amigos o familiares, mantener tu trabajo o conseguir uno de medio tiempo, aplicar a concursos de emprendimiento, premios o incubadoras de empresas.

Sin embargo, si después de algunos meses, consideras que el producto o servicio que pensaste iba a revolucionar el mundo, no está teniendo el impacto que esperabas, es momento que realices un pivote de tu startup.

También puedes realizar encuestas a tus mercado meta, para conocer mejor tu consumidor potencial y ver las características que sí ven valiosas de tu producto o servicios, así como las áreas de oportunidad. Pero toma en cuenta que la mejor validación son las ventas, quieres personas que te compren, no personas que te digan que estarían interesadas en comprar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *